Miradas, latidos

… entonces como tenia que entregar unos trabajos en la chamba me quede hasta tarde, normalmente salgo temprano pero esta ves era algo urgente, asi que cuando cheque la hora ya eran las 11 de la noche, hacia un huevo de frió asi que me frotaba la mano de rato en rato, fuimos avanzando rápido ya que el material que teníamos que trabajar tenia que estar listo para esa misma noche, mis amigas avanzaban mas rápido que yo asi que por eso me quede hasta cerca de las 12 y algo mas, volví a frotarme las manos ya que hacia demasiado frió a esa hora, un compañero de trabajo se había quedado conmigo, asi que nos pusimos a conversar para que el tiempo no se hiciera largo, pero lo curioso fue que conversábamos cada uno desde su sitio, el estaba en una esquina y yo en mi mesa, la distancia no importaba, aun asi no pudiéramos vernos, conversábamos, nos hacíamos bromas, la pasamos bien.
En un momento casi en voz alta dije Que frió que hace, asi que el se acerco a mi mesa y me dijo toma, y se quito su casaca, le dije que no por que el también iba sentir frió, pero el insistió asi que el me la puso, le di las gracias y se me quedo mirando, le dije con una sonrisa, que?, el me dijo, nada lo que pasa es que ya te falta poco para que termines, Ah si, le dije, me espero ah que terminara mientras conversábamos, pero sentía que su mirada no era la de siempre, hubo un momento cuando alcé la mirada y pude notar que me estaba mirando, el inmediatamente cambio de dirección la mirada, sonreí en ese momento; cuando termine guarde mis cosas y salimos, me ofreció acompañarme a mi casa asi que fuimos caminando, estaba con bastante frió a pesar de que tenia su casaca, en un momento me pareció que me iba a abrazar pero creo que fue solo mi imaginación, antes de llegar a mi casa casi por la esquina escuchamos unos gritos que se escuchaban a lo lejos, pensé que eran pandilleros, me asuste bastante para ser sincera, fue en ese instante que el puso su mano en mi hombro y me dijo vamos rápido, me abrazo un poco y fuimos hasta mi casa, cuando llegamos le di las gracias por acompañarme y le iba ha devolver su casaca, pero el no quiso, en su lugar me dijo; espero que te mantenga abrigada toda la noche, nos vemos mañana, me dio un abrazo el cual no había sentido antes, sentí que abrazo duro largo tiempo pero en realidad fue unos segundos, mi corazón latió rápido; aun no se por que…

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: